Tuiles de miel

Crocantes… me encantan.

Quise probar algo nuevo en la cocina.

Para eso recurrí al último libro que me regaló mi mamá:

Salió con El País, y está bueno porque, a diferencia de otros recetarios que han salido con diarios, las recetas tienen ingredientes que uno puede encontrar en su casa, y está escrito en infinitivo (el “ponemos” lo tolero, pero el “pon”, no).

La receta elegida para esta hermosa tarde fue Tuiles de miel. Jamás había oído la palabra.

Dice así: Colocar 40 gr. de manteca, 2 cucharadas de azúcar rubia y 1 1/2 cdas. de miel en una olla a fuego suave hasta que derrita. (Sin embargo en la foto del paso uno se ve claramente azúcar blanca)

Retirar del fuego y agregar 3 cucharadas de harina previamente mezcladas con una pizca de sal. Así me quedó la masa:

Con ayuda de una chuchara, distribuir porciones pequeñas de la masa en forma de círculos sobre placa para horno antiadherente o cubierta con plancha de silicona (yo simplemente enmantequé y salieron bien). Cocinar en horno precalentado a 180 grados, durante 5 minutos o hasta que estén apenas doradas (he aquí donde uno descubre que las tuiles son femeninas).

Lo que hice fue poner un poquito de masa y aplastarla con la cuchara o directamente los dedos.

Retirar del horno y mientras estén calientes, colocarlas sobre un rodillo o cualquier superficie redondeada para darles forma.

No alcanza con un palote solo.

Igual, qué importa si quedan redondeadas o no!

Al momento de servir, espolvorear con azúcar impalpable.

Me comí la mitad antes de llegar a ese último punto. Son riquísimas! Sobre todo las que me quedaron más doraditas. Se pueden hacer muy finitas y quedan crocantes.

Increíblemente, obtuve reacciones opuestas, algunos dijeron que eran horribles y otros deliciosas. Yo opino fervientemente que son excelentes!

Más fotos (de distintas oportunidades):

Tuiles de miel

Ingredientes:

  • 40 gr. manteca
  • 2 cdas. azúcar rubia
  • 1 1/2 cdas. de miel
  • 3 cdas. harina
  • pizca de sal

Procedimiento:

  1. Colocar la manteca, azúcar y miel en una olla a fuego suave hasta que derrita
  2. Retirar del fuego y agregar la harina previamente mezclada con la sal
  3. Distribuir porciones pequeñas de la masa en forma de círculos sobre placa con plancha de silicona o enmantecada
  4. Cocinar en horno precalentado a 180 grados, durante 5 minutos o hasta que estén apenas doradas
  5. Retirar del horno y mientras estén calientes, colocarlas sobre un rodillo o cualquier superficie redondeada para darles forma (opcional)

Anuncios

Lo probaste?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s